Dermatología

La piel es el órgano más extenso del cuerpo y el que sirve de barrera con el mundo exterior, así que es un órgano que puede afectarse de muy diversas formas por agentes externos, parásitos, frio, calor, humedad, agresiones externas como traumatismos, quemaduras, etc.

Pero también es claro reflejo de lo que ocurre en el interior. Problemas hormonales, neurológicos, hepáticos, pulmonares, etc. pueden exteriorizarse en la piel incluso antes de manifestarse síntomas propios de cada órgano lesionado. Esto es muy importante, y sobre todo descubrir ésto es gran parte de nuestro trabajo.  No queremos sólo tratar el síntoma por el que viene a la Clínica, queremos que nuestro paciente o dueño de paciente pueda descubrir ésto lo antes posible.

La sarna Demodécica es un problema muy común y muy alarmante , pero en casi todos los casos es un problema secundario causado por una debilidad del sistema defensivo de la piel que causa un crecimiento anómalo de este parásito. Este parásito habita de forma natural en la piel de muchos animales y no causa problema hasta que la piel deja de ser un mecanismo de defensa natural.

Hay que diagnosticar el fenómeno de base , no podemos quedarnos sólo en tratar la sarna.

Hoy en día descubrimos muchos problemas de comportamiento que causan picores, seborreas , falta de hidratación y elasticidad en la piel, ezcemas, etc. cuyo origen está en ANSIEDADES, TEMORES, PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO Y CONDUCTA, etc.

Por tanto la PIEL es un órgano sensible tanto a agresiones externas como internas.

 

Galería de imágenes